Los soldadores tienen la necesidad de implementarse adecuadamente ya que son miembros de un sector ocupacional que está expuesto a diferentes tipos de riesgos, como: Gases y polvos en la soldadura, descarga o choque eléctrico, golpes y raspones, ruido, deslumbramiento y quemaduras.