Capas

Un problema habitual cuando hace frío es encontrar el abrigo adecuado para combatir el frío. Acostumbramos a llenarnos de ropa gruesa y pesada que suele limitar nuestro movimiento. El secreto es abrigarse de forma inteligente y la mejor manera es conocida como la técnica de la “Cebolla”

En realidad se trata de un método sencillo y que algunas madres aplican para vestir a sus hijos desde hace siglos y consiste en llevar varias capas de ropa delgada en lugar de solo una gruesa, similar a las capas de una cebolla. De este modo el cuerpo se mantiene a confortable temperatura, oscilando entre los 36 y 37°C ¿Cómo lograrlo?, Lo explicamos:

PRIMERA CAPA: Es la que está directamente contacto con la piel tiene que ser de una prenda de fibra sintética no absorbente, nunca de algodón porque mantienen por más tiempo la humedad del sudor.

SEGUNDA CAPA: Debe ser una prenda ajustada al cuerpo de lana o tela sintética para que evite la pérdida de calor corporal y aislar el frío.

TERCERA CAPA: Debe ser impermeable para bloquear el viento, la lluvia y el frío.

 

Ropa Térmica

Resultados 1 - 1 de 1